Trabajo de investigación sobre el conjunto monumental de Santa Eulalia de Bóveda en Lugo.
Programa de Doctorado 2003-2005 Universidade da Coruña. "Arquitectura en Galicia"

EL RITO

La hipótesis que paso a plantear sobre los ritos que se llevaban a cabo en santa Eulalia de Bóveda durante el siglo III d.C. se basan en los escritos de varios autores sobre el ritual ordinario que se desarrollaban en los santuarios de la diosa.
Cibeles tenia dedicados catorce días del mes de marzo en el que se producían los ritos y ceremonias más destacadas.

15 de marzo Fiesta de Atis.
Esta festividad se prolongaba hasta el día 27. A lo largo de ella se iban celebrando distintos ritos y ceremonias con los que se quería reproducir los actos principales de la vida de este hombre-dios: nacimiento, emasculación, muerte y resurrección.



GALLUS DANZANTES DE CIBELES

22 de marzo
Comienzan las fiestas de Cibeles, madre y amante de Atis, que muere y resucita en el equinoccio de primavera.
En este día tenía lugar la "ceremonia del árbol": se corta un pino del bosque cercano a santa Eulalia, (aun hoy en día son muy fáciles de encontrar pinos de gran tamaño que nacen entre grande peñas que surgen del terreno) y se traía al santuario de Cibeles por una congregación de porteadores de árboles. El árbol es replantado en un hoyo ceremonial frente al santuario y se le adorna con guirnaldas y violetas, nacidas de la sangre de Atis, para conmemorar su muerte y castración bajo un pino. Los fieles de la diosa comienzan sus días de ayuno.

23 de marzo
Fiesta de Atis (noveno día). Lúgubre concierto con instrumentos de viento por la muerte de Atis realizado por los gallus o coribantes.

24 de marzo Día de la Sangre.
Al chasquido de los címbalos, al redoble de los tambores y al sonido de trompetas y flautas danzan frenéticos los sacerdotes novicios, que ese día se castran colectivamente con un cuchillo de pedernal en el interior del santuario ofreciendo sus órganos a la diosa reciben ropas y abalorios de mujer como requisito para consagrarse a la Diosa Cibeles.
Entrada la noche se enciende una luz en la cripta del santuario, y en su interior, sobre la piscina central, el archigallus o sume sacerdote, recibe el bautismo de sangre del toro sacrificado en el piso superior, el devoto como representación del hombre-dios Atis, se levanta tras el bautismo de sangre de entre los muertos y sale al exterior de la cripta musitando suavemente en los oídos de los asistentes la buena nueva de la resurrección, que se va propagando entre la masa. La alegría va subiendo como un río en crecida.

25 de marzo
Resurrección de Atis. Fiesta Hilaria o Día de la alegría.
Este día es considerado como el equinoccio de primavera. Dentro de la festividad de Atis, con las primeras luces de este día, el Archigalo anunciaba la resurrección del dios y la esperanza de salvación para sus iniciados, tras lo cual los fieles estallaban en violentas manifestaciones de júbilo.

La gente se viste con los más variopintos disfraces en una especie de carnaval. Mientras, los iniciados pertenecientes a la secta Cibeles inician una ceremonia de renacimiento y remisión de los pecados en el santuario de la Diosa, situado en el actual emplazamiento de la santa Eulalia de Bóveda.
SECCION DEL TAUROBOLIO

26 de marzo
Es éste un día de descanso tras la desbordante fiesta

27 de marzo
Festival de exaltación de Cibeles.
Finalizaba esta festividad con una procesión en la que la imagen en planta de la Diosa, con su cara tallada en piedra negra, era conducida en un carro tirada por bueyes hasta el río próximo al santuario y en cuyas aguas se bañaba. El sacerdote, vestido de púrpura -el color de la Diosa-, lava la imagen y demás objetos sagrados. Con este rito se aseguraban la lluvia y la fertilidad de los campos.
"Unas mujeres con vistosas vestiduras blancas, con alegres y variados atributos simbólicos, llenas de floridas coronas primaverales, iban caminando y sacando de su seno pétalos para cubrir el suelo que pisaba la sagrada comitiva. Otras llevaban a su espalda unos brillantes espejos vueltos hacia atrás: en ellos la Diosa en marcha podía contemplar de frente la devota multitud que seguía sus pasos." (Apuleyo)

LOS DANZANTES HOY
En Galicia permanecen los danzantes esculpidos en los muros de Santa Eualalia.
Tanto en A Cervela como en A Franqueira permanece una reminiscencia de los muy antiguos bailes dedicados a Cibeles por sus devotos.
A Cervela revivió la singular tradición de las danzas de santa Lucía
Ver: La Voz de Galicia. 31/08/08
"Numerosas personas asistieron en la parroquia de San Cristovo de Cervela, en el municipio de O Incio, a la fiesta de santa Lucía, que figura entre los festejos de mayor interés etnográfico de la provincia. La singularidad de la celebración radica principalmente en las danzas que se se ejecutan durante la procesión, una tradición a la que los expertos asignan un origen probablemente muy antiguo. Cuatro danzantes se encargaron de revivir esta costumbre, como viene sucediendo desde hace bastantes años, aunque en tiempos anteriores al declive demográfico del rural, las danzas eran ejecutadas por seis o por ocho personas."

Los danzantes de A Cervela, comos los de A Franqueira, son una reminiscencia de los muy antiguos bailes dedicados a Cibeles por sus devotos.
Los danzantes que se presentan en los bajorrelieves de la fachada del templo de Santa Eulalia de Bóveda en Lugo presentan además del arco sobre sus cabezas, los ropajes femeninos que los danzantes de hoy conservan.


RELIEVE DE SANTA EULALIA DE BOVEDA




DANZANTES DE A CERVELA


El antiguo culto a Cibeles se manifiesta en la actualidad, y quizás con más fortaleza que nunca, en las innumerables danzas dedicadas a santas y vírgenes de los pueblos de la península.

"Un problema curioso presentan, por ejemplo, los arreos femeniles que, con bastante frecuencia, llevan los que danzan paloteados, etc.., paralelos a ciertas prendas y adornos característicos de los "galli" que, como se sabe, eran eunucos que en todo debían procurar ser semejantes a las mujeres, que estaban adscritos al culto de la diosa Cibeles, la "Magna MAter" y que ejecutaban bailes de espadas, etcétera. Llevaban éstos arracadas, collar y tocado especial a la cabeza con joyas y medallones.
Así aparece un sacerdote mayor, "archigallus", en un relieve que se conserva en el palacio de los conservadores de Roma que, además, lleva otros emblemas característicos que aquí nos interesan. Así salian tambien los sacerdotes de la diosa siria que describe Apuleyo. Con atuendos, en gran parte femeniles, bailan los chicos en la procesión de Santo Domingo de la Calzada, el día 12 de Mayo, en la Rioja, y es bastante conocida procesión del "Corpus" de Laguna de Negrillos(León), los danzantes llevan faldillas almidonadas."

El estío festivo: Fiestas populares del verano‎ - Página 216
de Julio Caro Baroja - 1984


Ver: Danzantes de Cibeles en Hispania